El CIF es para cualquier Asociación o Fundación como el D.N.I. para una persona. En la tarjeta del CIF figura un número precedido de una letra (en el caso de Asociaciones y Fundaciones la "G") que identifica fiscalmente a nuestra entidad. Para poder funcionar legalmente deberemos solicitarlo y ese código acompañará a la Asociación durante toda su vida. ¿Cómo afecta a la Entidad el Código de Identificación Fiscal? El número de nuestra tarjeta debe ser conocido por todas aquellas personas de la Entidad que realicen compras para ésta, pues nos lo pedirán cada vez que solicitemos una factura. Igualmente deberá figurar en las facturas o recibos que emitamos. Conviene llevar con nosotros unas cuantas fotocopias de la tarjeta del CIF, siempre que vayamos a realizar alguna gestión ante la Administración, pues nos las suelen pedir para casi todo.